Miércoles 20 de Junio de 2018. República Argentina.
Youtube
MINUTO RIOJA 
Jueves 08 de Marzo de 2018 15:03

¿Por qué es necesario un Día de la Mujer en 2018?

Ojalá no hiciera falta, pero hace: Como sucede con muchas luchas pendientes en la agenda del feminismo, como sucede en tantísimas asociaciones, productos o eventos especiales que reivindican la figura de la mujer, como sucede con esos discursos que exigen mayor presencia femenina. 
Foto(s)
¿Por qué es necesario un Día de la Mujer en 2018? 6 agentes culturales responden

En todos estos casos, la consigna es una: ojalá no tuviéramos que hacerlo, de hecho ese mismo es el objetivo. Sí, así ocurre con el Día Internacional de la Mujer. Pero tristemente es necesario. Más aún si precisamente así se acelera el cambio.

Las evidencias nos acompañan todos los días, pero hay un dato que podría englobarlo todo: "Según la ONU, el hecho de haber nacido mujer es suficiente factor de riesgo para sufrir violencia en todo el mundo y, además, una de cada tres mujeres sufrirá violencia de género a lo largo de su vida". Así lo recoge Diana López Varela en su libro No es país para coños, en el que plantea la necesidad de una sociedad feminista. En una muestra de que este movimiento no excluye a nuestros compañeros, Octavio Salazar, que acaba de publicar El hombre que (no) deberíamos ser, defiende: "Los hombres no deberíamos seguir legitimando y prorrogando el orden patriarcal y el machismo como ideología que lo sustenta; deberíamos convertirnos en hombres feministas", del mismo modo que propone un nuevo modelo de masculinidad: "Solo liberándonos de la jaula de la virilidad haremos posible la igualdad real entre mujeres y hombres".

Junto a ellos, diferentes activistas en campos culturales como la ilustración, la interpretación o la comunicación en redes sociales accedieron a contestar a una pregunta que, sin duda, seguiremos escuchando: ¿por qué en 2018 es (todavía) necesario un Día de la Mujer? Estas fueron sus respuestas.

María Murnau, autora de Feminista Ilustrada

"Luchar día a día es cansado. El simple hecho de ser consciente de la desigualdad que nos rodea ya es agotador. Según pasa el tiempo y nos vemos prácticamente en las mismas, pesa más todavía. Aunque el feminismo es liberador. Es una voz que te dice "tranquila, todo lo que te ha pasado tenía una explicación, no eran imaginaciones tuyas". Pero también abre tu mente para siempre. No hay vuelta atrás, y el camino es duro. Es muy difícil cambiar el sistema. Yo diría que imposible. Desde arriba fingen cierta preocupación, pero mejor "no meterse en eso". Podemos seguir confiando en que el cambio vendrá gracias a esos de arriba, y seguir soportando la violencia machista en todas sus formas, o asumir que el cambio va a venir de quienes estamos abajo. Cada gesto, cada elección, cada conversación de cañas, cada foto, cada compra, cada abrazo, cada lectura, puede ser revolución. Si nosotras nos levantamos los que están por encima caerán. Pero no podemos levantarnos solo un día. Que el 8 de marzo sea el día del año donde encontramos la fuerza en nosotras y en las que nos rodean para mantenernos en pie todos los demás".

Feminista Ilustrada es el alter ego de la ilustradora María Murnau. Su Instagram supera los 135.000 seguidores y ha publicado el libro "Feminismo Ilustrado: Ideas para combatir el machismo" (Ed. Montena, 2017) junto a Helen Sotillo.

Diana López Varela, autora de No es país para coños

"En 2018 debería haber un día en el que se visibilicen los problemas de las mujeres por el hecho de serlo porque todos los días, aunque no nos demos cuenta, son el día del hombre. El día del hombre que puede caminar seguro por la calle en España; el día del hombre que puede dejar a su novia sin miedo a que lo mate; el día del hombre que se puede agarrar una buena borrachera y volver solo andanddo a casa; el día del hombre que cobra más de un 20% que las mujeres; el día del hombre que no es atacado por trolls feminazis que le dicen lo feo, sucio o lo poco follable que es por su aspecto o por dar su opinión; el día del hombre que apenas tiene problemas para conciliar porque ese sigue siendo un problema femenino; el día del hombre que tiene muchas más horas libres para el ocio; el día del hombre donde hasta la sanidad ha sido pensada, experimentada y testada para hacerle la vida más fácil; el día del hombre que refuerza su virilidad en los productos culturales mainstream. El día del hombre libre, en definitiva. Para que deje de haber un día de la mujer, todos los días deberían ser un poco más nuestros también".

Diana López Varela es la autora del blog "Suspenso en religión" y el libro "No es país para coños: Sobre la necesidad de una sociedad feminista" Ed. Planeta de libros, 2016.

Fernando Guallar, actor

"Admito que me siento extraño contestando esta pregunta, sabiendo que la respuesta es obvia. El simple hecho de hacerlo me demuestra lo necesaria que es. Leyendo sobre el tema he descubierto que también existe un día del hombre, qué paradoja. Supongo que muy pocos hombres son conscientes de la existencia de un día para nosotros y la razón es bien sencilla: no lo necesitamos. No hemos sentido la desigualdad, la opresión ni la violencia de género. En ningún momento hemos tenido que luchar por un sufragio universal o por una igualdad salarial y, por supuesto, nunca nos hemos sentido menospreciados por el simple hecho de haber nacido hombres. El día de la mujer se lleva celebrando desde 1910 (sí, solo desde 1910) y en países como España empezamos a vincular esta lucha feminista a algo del pasado cuando, en estas materias, suspendemos estrepitosamente. Queda mucho por hacer. El 8 de marzo es el momento de darle voz a nuestras compañeras, amigas, madres y desconocidas. Es el momento de apoyarlas en esta batalla desde un lugar de apoyo discreto. Es su momento, su lucha y su hermosa conquista. Nosotros, cautos, debemos dejarlas pasar, debemos hacer lo posible para que toda mujer que quiera celebrar este día sea capaz de hacerlo. Debemos facilitar la celebración de SU día. El día del hombre es el 19 de noviembre, por cierto. No me veréis en las calles".

Fernando Guallar estrenará próximamente la segunda temporada de la serie "Velvet Colección", la película "Gente que viene y bah" y el documental "#AmorNoTeLlameAmor". Participó en la acción "La mujer que llevo fuera" de Ernesto Artillo.

Octavio Salazar, autor de El hombre que (no) deberíamos ser

"…porque justamente la mitad de la Humanidad continúa sufriendo discriminaciones y violencias de todo tipo. Porque los hombres nos seguimos resistiendo a renunciar a nuestros privilegios y nos colocamos a la defensiva frente a las propuestas emancipadoras del feminismo. Porque el patriarcado se reinventa de la mano del neoliberalismo y se olvida de que libertad sin igualdad no suma autonomía. Porque aunque hayamos avanzado formalmente, las estructuras de poder continúan prácticamente inamovibles. Porque la cultura se empeña en mostrar a las mujeres como idénticas, como objetos que se alquilan, se venden y, en general, existen para satisfacer los deseos masculinos. Porque con el pretexto de la crisis económica las políticas de igualdad han vuelto a convertirse en las cenicientas. Porque sigue habiendo muchos hombres machistas pero también muchas mujeres machistas. Porque las reglas del juego las continúa dictando e interpretando el macho hegemónico. Porque las democracias, sin feminismo, son democracias imperfectas. Y porque, en general, las mujeres continúan siendo las más vulnerables entre los vulnerables. Sobran pues razones para convertir el 8M en una fecha reivindicativa y para que nos atrevamos a hacer a las personas de nuestra entorno la cuestión clave del presente siglo y que no es otra que… ¿Acaso tú no eres feminista?".

Octavio Salazar es profesor de Derecho Constitucional y autor de "El hombre que (no) deberíamos ser" (Ed. Planeta, 2018).

Raquel Carrera, cofundadora de Soy Curvy

"Cada vez que surge una conversación sobre feminismo en mi entorno siempre resuena la misma reflexión en mi cabeza: "hasta que no sintamos que las niñas del mundo van a poder vivir libres tenemos que seguir luchando juntas". Queremos vivir en un mundo donde no se nos discrimine por haber nacido con un género u otro. Donde la igualdad de oportunidades sea real. Donde no tenga que preguntarme si puedo ir o no por esa calle porque está oscura. Donde mi estándar de belleza lo pueda generar yo misma y no me oprima. Un mundo donde no se nos coloquen etiquetas tras nacer ni obligaciones morales y sociales. Un lugar donde las niñas puedan decidir trabajar, estudiar o dedicarse a lo que más las gusta sin miedo a ser juzgadas. Un mundo donde ser libres y felices. Mientras nada de esto se dé, necesitamos un Día Internacional de la Mujer, para alzar la voz por nosotras y por todas aquellas que no pueden hacerlo. Tenemos que seguir trabajando para que las niñas del mundo puedan nacer, algún día, en un lugar donde ser mujer no sea un impedimento para desarrollarse plenamente".

Raquel Carrera es activista "curvy" y en 2012 fundó el blog "Soy Curvy" junto a su compañera Lidia.

Cristina Valbuena, cofundadora de Girly Girl Magazine

"El tener que formularnos esa pregunta nos lleva directamente a la respuesta. Estamos en el año 2018 con unos datos de desigualdad alarmantes: asesinatos, violaciones, maltrato, brecha salarial... y seguimos tratando cada caso como un incidente aislado en lugar de como toda una estructura social que ejerce violencia hacia la mujer solo por eso, por ser mujer. El mayor problema es creer que no hay un problema. Muchas mujeres hemos normalizado situaciones como el acoso o el miedo a ir solas por la calle de noche, lo hemos aceptado como parte de nuestra realidad. Al igual que muchos hombres no se dan cuenta de que el feminismo también les beneficia a ellos, aceptando nuevas masculinidades y liberándoles de la presión que supone ser un hombre "hecho y derecho". Es por esto último que el feminismo no es asunto exclusivamente de mujeres, nosotras debemos ser las protagonistas, pero los hombres han de implicarse y acompañarnos en la lucha. Pare mí la clave de todo este auge feminista somos todas las mujeres que nos estamos poniendo las gafas moradas y derrumbando estereotipos. La sororidad es crucial en este proceso, crear lazos fuertes, alianzas positivas y acabar con el "somos malas entre nosotras". Lo mejor que me ha dado el feminismo es el sentimiento de hermandad con otras mujeres. Empecemos por no criticarnos, no juzgarnos, unirnos y llegaremos lejos. Estamos en un momento importante, comienzan a oírse voces que antes estaban ocultas a la mayoría. Lo primero es perderle el miedo a la palabra "feminismo", no es una idea loca ni de "radicales", es la única forma de crear una sociedad justa. El Día de la Mujer es necesario para darle mayor visibilidad al movimiento, pero feminista hay que ser todo el año".

Cristina Valbuena es la cofundadora de "Girly Girl Magazine" y por el Día de la Mujer ha lanzado con la firma Compañía Fantástica una camiseta con el lema "March like a girl" cuyos beneficios íntegros irán a parar a la Fundación Ana Bella por las supervivientes de la violencia de género.


Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan.
Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de minutorioja.com.ar, los textos que violen las normas establecidas para este sitio serán eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.
Nombre:
Comentario: