El tiempo - Tutiempo.net
Martes 15 de Octubre de 2019
60.31 ARS = 1 USD


Fotos y análisis completo del nuevo Galaxy Note 10 Plus

Samsung Galaxy Note 10+, análisis tras un mes de uso: grande, versátil y a un paso del sobresaliente.
Por Minuto24 , en Tecnología , el Martes 08 de Octubre de 2019


Como cada año, Samsung volvió a subir al escenario el pasado mes de agosto para lanzar la renovación de su familia Note, una de las familias más emblemáticas de la firma coreana que en esta ocasión no está formada por uno, sino por dos dispositivos. Hablamos del Samsung Galaxy Note 10 y del Samsung Galaxy Note 10+, dos móviles de gama alta cuyo máximo exponente, como podrás adivinar, es el modelo Plus.

El Samsung Galaxy Note 10+ tiene más memoria RAM (12 GB), una pantalla de mayor tamaño y resolución y una cuarta cámara trasera en forma de ToF. El dispositivo ya ha pasado por el taller de Xataka para un análisis inicial, pero ahora he estado un mes usando el Samsung Galaxy Note 10+ como mi móvil de diario para ver cuál es la experiencia y si todas las bondades que ofrece este dispositivo marcan la diferencia.

La pantalla como protagonista

Samsung Galaxy Note 10 4

Como en todas las reviews que hacemos, me gustaría empezar hablando del apartado estético. El Note 10+ es grande, muy grande, quizá demasiado grande, y eso que un servidor no es que tenga las manos precisamente pequeñas. Al final es como todo, te acabas acostumbrado y francamente, cuando vuelves a un móvil más pequeño lo acabas echando de menos porque la pantalla es, simple y llanamente, una maravilla a nivel de calidad.

El dispositivo es bastante alargado y esquinado, no tanto como los Sony Xperia 1 o Sony Xperia 5, pero sí lo suficiente para que sea algo incómodo de usar con una sola mano. De hecho, diría que es casi imposible. Además, el sistema operativo viene configurado para que el gesto de deslizar hacia abajo, que intuitivamente asociamos a bajar la cortina de notificaciones, muestre el cajón de aplicaciones. Qué alegría la mía cuándo vi que en los ajustes se podía cambiar.

El Samsung Galaxy Note 10+ puede resultar muy grande a la mano, aunque todo es cuestión de acostumbrarse

Su gran tamaño va asociado también a un peso generoso (196 gramos), que no es poco y se nota cuando estamos usando el teléfono durante algún rato. Vengo de un iPhone 8 Plus (202 gramos) y el peso es algo que forma parte de mi día a día, pero no me gustaría dejar pasar alto que el Note 10+ pesa y que su tamaño hace que, sobre todo en pantalones más apretados, pueda resultar un poco incómodo de llevar.

Samsung Galaxy Note 10 1

En cuanto al diseño y la estética, tengo sensaciones encontradas. Por un lado, el acabado en Aura Glow (brillante y con varios colores según le da la luz) no me termina de convencer. Al menos a mí me parece más adecuado para un terminal de esta gama unos colores más sobrios, pero vaya, para gustos, colores. La trasera de cristal hace que el móvil sea un imán para las huellas, aunque no será un problema para los que gusten de usar fundas. No ha sido mi caso.

Por otro lado, el trabajo de Samsung es sencillamente brillante en términos de construcción. El frontal ocupa toda la pantalla y de los marcos inferior y superior (porque haberlos los hay) apenas te acuerdas. Otro aspecto que seguramente llame la atención sea el notch, o más bien su sustituto, el agujero en la pantalla. No molesta. No es bonito, no es estético, pero no molesta. Además, en las aplicaciones a pantalla completa se oculta barra negra mediante, si bien cuando ampliamos una película o vídeo de YouTube es inevitable que el agujero haga acto de presencia. De nuevo, cuando te haces a él, te olvidas de que está.

Aunque el agujero en la pantalla pueda "chocar" en un primer momento, apenas notas que está y llegas a olvidarte de él

Hablemos de la pantalla. Tenemos un panel AMOLED de 6,8 pulgadas con formato 19:9 y una resolución QHD+ (3.040 x 1.440 píxeles), aunque ojo, por defecto viene configurada en FullHD+. Hay que cambiarlo desde los ajustes. Poco más se puede añadir. Si de algo sabe Samsung es de pantallas y en su último buque insignia se nota la expertise de la marca y el mimo que han puesto. Es un gustazo ver películas, los colores son vivos, el nivel de brillo es correcto y la calidad general es de sobresaliente. A nivel de calidad, pocas pegas se le pueden poner al panel. Se disfruta, y mucho.

Samsung Galaxy Note 10 16

Lo que no me convence son las curvas. En fondos blancos (digamos la app de ajustes) puede verse cierta tendencia a un blanco más grisáceo y la verdad es que, al menos yo, no le he sacado provecho. Tienes las apps Edge, algunos ajustes rápidos y poco más, algo que puede ser interesante para ciertos usuarios, pero que no se usa en el día. Además, la sensibilidad del panel es muy alta y los toques fantasmas no han brillado por su ausencia.

En más de una ocasión, mientras veía un vídeo en YouTube, al sujetar el teléfono en horizontal y tocar la pantalla con el dedo al posarlo sobre el marco lateral, me he encontrado con que el móvil detectaba un toque (o varios) y me atrasaba o adelanta el vídeo. Un poco tedioso, sobre todo hasta que coges el punto y aprendes que tienes que sujetar el móvil intentando que el dedo no toque la curva.

A las curvas de la pantalla no les vendría mal algo menos de sensibilidad, porque los toques accidentes pueden llegar a ser frecuentes

Me habría gustado que siendo un móvil de semejante precio y habiendo otras alternativas en el mercado con esta tecnologíaSamsung hubiera apostado por un panel de 90 Hz. En una pantalla con semejante calidad y semejante tamaño, una tasa de refresco mayor se habría notado mucho y se habría agradecido en la experiencia diaria, pero aquí hablamos de lo que tenemos, y lo que tenemos es una pantalla sobresaliente a la que ponerle "peros" es complicado. Un punto a destacar es que durante este mes he llevado el móvil sin funda y no se ha arañado ni la pantalla ni la trasera.

Unas palabras para el sonido

Samsung Galaxy Note 10 13

Para rematar este apartado, me gustaría aprovechar para hablar del altavoz. Está colocado en la parte inferior, a la derecha del puerto USB tipo C, y suena de escándalo. Incluso a volúmenes altos y con canciones con muchos matices como podría ser 'Bohemian Rhapsody' se disfruta mucho, aunque el punto dulce está un puntito por debajo del máximo. No tiene jack de auriculares, algo que no es propio de esta familia de productos, pero en un mundo que tiende a lo inalámbrico parece que toca acostumbrarse a que esto sea algo normal.

Los Galaxy Note 10 son los primeros en Note en llegar sin jack de auriculares, pero se compensa con un buen sonido

Dicho esto, el altavoz está en una posición complicada. Dada su ubicación es bastante fácil taparlo al sujetar el teléfono en vertical (si eres diestro) y mucho más cuando lo agarras en horizontal, sobre todo cuando estás jugando. Cuando eso ocurre el sonido se obtura y, evidentemente, no se disfruta.

Sea como fuere, podemos decir que el Galaxy Note 10+ cumple con creces en el apartado multimedia. La pantalla es de una calidad sobresaliente en todos los sentidos y el sonido es limpio, rotundo y con pegada. Como decía, es todo cuestión de acostumbrarse a agarrarlo bien, algo que se aprende con los días.

El sensor de huellas bajo la pantalla que pasa desapercibido (para bien)

Samsung Galaxy Note 10 7

Verás que en el apartado anterior no hemos mencionado la ubicación del lector de huellas como elemento de diseño, y tiene un sencillo motivo: siguiendo al Samsung Galaxy S10+, el Samsung Galaxy Note 10+ lo tiene debajo de la pantalla. Hablamos de un sensor de huellas ultrasónico, no óptico, y eso se traduce en que no hay brillos altos cuando desbloqueamos el teléfono y en una mayor fiabilidad.

El lector de huellas es tan rápido como podría ser un lector de huellas convencional colocado en la parte trasera. Punto. Samsung ha hecho un trabajo más que excelente con su sensor y es preciso y rápido. Está colocado en una posición cómoda a la que el dedo pulgar llega de forma natural y una vez te acostumbras a la ubicación, es colocar el dedo y desbloquear el teléfono. Puedes hacerlo con la pantalla apagada, por si te lo estabas preguntando.

Al lector de huellas bajo la pantalla hay que cogerle el punto, pero cuando sabes dónde se encuentra exactamente el sensor el proceso de desbloquear el teléfono es de lo más natural

Me atrevería a decir que de cada 100 desbloqueos que he hecho ha fallado tres veces, y más por mi culpa que por la suya. Como decía, tienes que acostumbrarte a la ubicación del lector y colocar la yema del dedo entera sobre él, y cuando lo haces el acto de usar la huella para desbloquear el móvil se convierte en algo sencillo y natural. De hecho, me sorprende lo que llegas a interiorizar la idea de desbloquear el móvil poniendo el dedo sobre él. Estoy deseando que se pueda hacer colocando el dedo en cualquier parte de la pantalla.

Para el lector de huellas bajo la pantalla solo puedo tener palabras buenas, al igual que para el desbloqueo facial (que cobra menos sentido dado el rendimiento del sensor de huellas). Es en dos dimensiones puesto que no hay un hardware dedicado al escaneo como en los iPhone, pero funciona a las mil maravillas cuando hay buena luz. Cuando la luz escasea, el móvil sube el brillo para iluminarte la cara y escanearte mejor, pero estamos hablando de lo que lo hace cuando estás completamente a oscuras. Si tienes una luz tenue, con casi total seguridad el sensor te reconocerá.