El tiempo - Tutiempo.net
Sábado 21 de Septiembre de 2019
59.08 ARS = 1 USD


Alberto Fernández dice que el país está en un virtual default

En una entrevista a The Wall Street journal culpa en parte al FMI de la crisis financiera del país y promete mayores salarios y pensiones.
Por MinutoRioja , en Economía , el Viernes 30 de Agosto de 2019


BUENOS AIRES — El candidato presidencial argentino dijo que el nuevo plan del gobierno para reestructurar su deuda a corto plazo muestra que el país es prácticamente insolvente, ya que una crisis de confianza ha eliminado la demanda del sector privado de deuda gubernamental.

"Ahora, no hay nadie que acepte la deuda argentina, ni nadie que pueda pagarla", dijo Alberto Fernández , quien como candidato de la coalición peronista se espera que gane las elecciones presidenciales de octubre. "Argentina está en un valor virtual oculto por defecto".

A principios de esta semana, el gobierno del presidente Mauricio Macri extendió unilateralmente el vencimiento de todos los papeles a corto plazo y dijo que quiere reestructurar su deuda con el Fondo Monetario Internacional, después de que el tesoro del país no pudo transferir las obligaciones con el sector privado.

Los mercados reaccionaron negativamente, con S&P Global Ratings rebajando la deuda de Argentina a incumplimiento selectivo el jueves. "Esto ha enfatizado inmensamente la dinámica de la deuda en medio de un tipo de cambio depreciado, una probable aceleración de la inflación y una profundización de la recesión económica", dijo S&P en un comunicado.

El FMI, que le dio a Argentina un rescate de $ 57 mil millones en 2018, dijo el miércoles que estaba evaluando las medidas.

En su primera entrevista con un medio de comunicación extranjero antes de las elecciones, Fernández dijo que no estaba dispuesto a apoyar las medidas de emergencia del gobierno destinadas a contener la creciente volatilidad. "El mercado ahora sabe a dónde se dirigen", dijo en la sede de su campaña, refiriéndose a los esfuerzos del gobierno para reestructurar la deuda a corto plazo.

El último episodio de volatilidad que afectó a los activos argentinos fue provocado por el aplastante revés de Macri en una votación primaria el 11 de agosto que hizo que Fernández y su compañero de fórmula, la ex presidenta Cristina Kirchner, fueran los favoritos para ganar las elecciones del 27 de octubre por un Amplio margen. En Argentina, se lleva a cabo una votación primaria a nivel nacional antes de una elección para decidir qué partidos pueden presentar candidatos, y se considera un fuerte indicador del resultado final de la elección.

Fernández, de 60 años, dijo que si es elegido, su administración apuntará a un presupuesto equilibrado eventualmente. Pero primero planea un ambicioso programa para restaurar el poder adquisitivo mediante el aumento de los salarios y las pensiones del gobierno, al tiempo que contiene presiones inflacionarias con un amplio pacto con los empleadores.

"Para revertir este ciclo, debe lanzar un plan para impulsar el consumo, y no le pediré permiso al FMI", dijo el Sr. Fernández.

El posible retorno al poder del movimiento peronista nacionalista, que se espera que desentrañe la reforma económica que lanzó Macri después de asumir el cargo en 2015, ha desconcertado a los inversores.

Descartando las preocupaciones del mercado sobre una posible victoria peronista, Fernández dijo que el rescate de $ 57 mil millones del FMI, el mayor registrado, es en parte el culpable de la caída del mercado financiero argentino.

En lugar de ser utilizado para reemplazar la deuda más cara, dijo Fernández, los dólares del FMI se han evaporado en las salidas de capital a medida que el gobierno quemó reservas de divisas para contener la depreciación constante del peso argentino. El banco central ha gastado cerca de $ 1.5 mil millones para satisfacer la creciente demanda de dólares desde mediados de agosto, o alrededor del 10% de sus reservas netas de divisas.

"La crisis actual es un caso de déjà vu", dijo al recordar el colapso financiero del país en 2001 que provocó el incumplimiento de una deuda gubernamental de $ 100 mil millones, un récord en ese momento. Agregó que sus desacuerdos con las condiciones del FMI también son similares.

"Lo que quiero que entiendan en el FMI es que son culpables de esta situación", dijo Fernández. “Fue un acto de complicidad con la administración Macri. Fue la campaña de reelección más cara de la humanidad, y le dieron dinero a un gastador compulsivo ".

El FMI declinó hacer comentarios. A principios de esta semana, dijo que los altos funcionarios se reunieron con el Sr. Fernández y sus asesores económicos "para un intercambio productivo de opiniones".

Fernández dijo que dejó en claro que no apoya las medidas de austeridad de Macri para equilibrar el presupuesto del gobierno, que se encontraban entre las condiciones acordadas con el FMI.

"Señor. El gobierno de Macri causó daños similares a los que sufrió Argentina en 2001: un impago de la deuda, sin reservas de divisas, una fuerte devaluación y una mayor pobreza ”, dijo.


Argentina ha incumplido ocho veces su deuda externa a través de sus 200 años de historia. También ha recibido cerca de 30 paquetes de apoyo del FMI, que ha tenido una relación difícil con los líderes peronistas anteriores.

Muchos economistas dicen que Argentina ahora carece del poder de fuego financiero para estimular la economía, que se contrajo un 5,8% en el primer trimestre del año anterior. Y no todos culpan al Sr. Macri por la última debacle financiera del país.

"El gobierno tomó la decisión correcta, teniendo en cuenta la situación actual", dijo José Luis Machinea, ex ministro de finanzas y gobernador del banco central. “La incertidumbre política vinculada al resultado de las primarias provocó el colapso de la renovación de la deuda a corto plazo. En ese sentido, es difícil culpar al gobierno ".

Fernández, un político veterano al que le gusta tocar la guitarra y escuchar música rock argentina, tiene amplios vínculos a través de un movimiento peronista que incluye trabajadores organizados, grupos de extrema izquierda y gobernadores provinciales conservadores.

También es visto como más pragmático que la Sra. Kirchner, quien nacionalizó empresas extranjeras e impuso controles de capital cuando las condiciones económicas se deterioraron hacia el final de su mandato.

Fernández dijo que está en contra de los controles de capital y las expropiaciones. Dijo que si gana, buscará atraer inversión extranjera, enfocándose en los esfuerzos para continuar desarrollando la vasta formación de Vaca Muerta, hogar de uno de los depósitos de petróleo y gas de esquisto más grandes del mundo.

"Para nosotros, es sorprendente que el mundo crea que Macri es la solución", dijo.

Por Santiago Pérez.