El tiempo - Tutiempo.net
Sábado 21 de Septiembre de 2019
59.08 ARS = 1 USD


Rocío, única sobreviviente de la masacre de San Miguel del Monte: "Sé cosas importantes para la causa"

La adolescente de 14 años habló por primera vez, a dos meses de la persecución policial fatal. "No tengo miedo a declarar", le dijo a Telenoche.
Por Sin Columnista , en Policiales , el Jueves 25 de Julio de 2019


A dos meses de la persecución policial que terminó con la muerte de cuatro adolescentes en San Miguel del Monte, habló Rocío Quagliarello, la única sobreviviente de la masacre. "Me acuerdo de cosas que son importantes para la causa, pero no las quiero contar", le dijo a Telenoche en una entrevista exclusiva, en la que también aseguró: "No tengo miedo a declarar".
 
Camila López, Danilo Sansone y Gonzalo Domínguez viajaban junto a Rocío en el auto de Aníbal Suárez, el único mayor de edad entre los chicos que esa noche chocaron contra el acoplado de un camión estacionado en la colectora de la ruta 3, tras una persecución policial.
 
Acompañada de su hermana Sofia, su prima Luz y su mamá Luana, Rocío relató que era la primera vez que se subía al auto a dar una vuelta, en relación al Fiat Spazio en el que circulaban ese 20 de mayo. Y contó que "siempre" se encontraba en la plaza a pasear con sus amigos: "Ese día estábamos con Cami y pasaron Danilo y Gonzalo en el auto de Aníbal. Nos convencieron de subir y dar una vuelta".
 
Rocío cumplió 14 años mientras se rehabilitaba de las múltiples fracturas que sufrió por el choque. En las últimas horas se pudo levantar y caminar unos metros por primera vez. "Estoy bien, el brazo todavía no lo puedo mover. Viene la kinesióloga tres veces por semana. Tengo alguna molestia, pero ya no dolores fuertes", contó sobre su estado de salud.
 
Durante su charla con Luciana Geuna, la adolescente relató que pudo recordar momentos de la persecución: "Me acuerdo algunas cosas, pero no las quiero contar. Solo se lo conté a ellas (por la hermana y su prima)". Y destacó que pueden ser "importantes" para la causa que investiga el accionar de la Policía Bonaerense.
 
Sobre los efectivos y la presencia de la fuerza de seguridad en la ciudad dijo: "(Nunca pensé) que la Policía podía hacernos daño. Confiábamos en ellos, no teníamos miedo". Mientras es asistida por un psicólogo, se recupera rodeada de su círculo íntimo seres queridos: "Fueron días con muchas visitas, tengo el apoyo de mi familia y amigos, que vienen a merendar conmigo".
 
"En el hospital, una noche se acercaron dos policías para intentar ver a Rocío. El Jefe de Admisión del El Cruce (el centro médico de Florencio Varela en el que estuvo internada) los retuvo y no los dejó pasar. Querían verla a ella, ni siquiera hablar conmigo. Desde esa noche tenemos custodia de la Gendarmería", reveló su mamá, sobre la presencia de esa fuerza federal, que rota tres efectivos cada ocho horas en la puerta de su casa.